Smart Village Ansó

Diseño de la estrategia Smart Village, que tiene como objetivo combatir la despoblación del pueblo de Ansó. Se trata de proyecto piloto vinculado al programa Europeo Smart Rural 21

Ansó es un pequeño pueblo de 430 habitantes situado en el extremo occidental del Pirineo Aragonés. Como tantos otros pueblos rurales de la “España vaciada” en las últimas décadas ha sufrido un importante declive demográfico y económico. Una problemática común a otras zonas rurales de Europa. Pero la despoblación de las zonas rurales de España y Europa no se puede afrontar con soluciones unívocas. Han de plantearse diagnósticos certeros y estrategias a largo plazo que den respuesta a la complejidad y magnitud del reto que España y Europa tienen por delante. Es por ello que la Comisión Europea puso en marcha el programa Smart Rural 21 a través de la DG Agri.

En junio de 2020 Ansó fue el único pueblo español seleccionado dentro de Smart Rural 21. Fue uno de los 21 pueblos europeos escogidos, en una convocatoria en la que hubo 731 candidaturas provenientes de toda Europa, de las cuales 224 provenían de España.

Mediante su participación en Smart Rural 21, Ansó ha podido redactar su propia estrategia de “pueblo inteligente” (Smart Village) a través del asesoramiento del equipo de Paisaje Transversal, quienes fuimos designados como los únicos expertos para España de este programa europeo.

La estrategia Smart Village de Ansó recoge más de 20 actuaciones que abarcan cuestiones relativas a facilitar el acceso a la vivienda a nuevos moradores y la rehabilitación de las mismas, a los servicios ambientales, la implantación de las energías renovables, la mejor de la eficiencia energética, o el impulso del emprendimiento, la atracción de empresas tecnológica al pueblo para la creación nuevas oportunidades sociolaborales.

Gracias a esta estrategia el pueblo de Ansó ahora dispone de un Plan de largo recorrido, con el horizonte puesto en 2030, que le permitirá hacer frente a los retos y problemáticas del pueblo y frenar su declive demográfico y socioeconómico. Porque los graves problemas que sufren los municipios rurales requieren de un abordaje integral y una perspectiva estratégica, que les permita dibujar un futuro esperanzador.